Bodipo invade pueblos buscando perlas para las categorías inferiores del Nzalang.

Sabíamos que su trabajo como entrenador iba ser tan bueno, como su olfato al gol en su periodo como jugador; por fin, un seleccionador que no se queda en su hotel de lujo en Malabo y se va al terreno para buscar perlas, que el dia de mañana puedan servir  la Seleccion Nacional.

El astro ecuatoguineano está convencido de que aquí es donde debemos empezar, lo ideal es promocionar la base, para que el día de mañana pueda inyectar jugadores a la selección absoluta.

Esta vez el recién segundo entrenador y coordinador de las categorías inferiores continua con su ardua tarea y se va pueblo a pueblo, presenciando inauguración de torneos  y partidos para captar talentos que deben ser promocionados parra el futuro futbolisto de nuestro pais, por que él no  quiere ni a Colombianos, ni Brasileños, ni Angoleños, quiere a nativos, que sientan los cuatro colores de nuestra preciosa bandera y que se sientan orgullosos de defender el escudo nacional; unos  que les duela cuando pierde el equipo nacional y que no piensen exclusivamente en los millones que les pagan después de cada partido sin importarles las estadísticas ni resultados del mimo.

En esta ocasión, el entrenador ecuatoguineano eligió Rebola, visitando primero el estadio de esta localidad, seguido de una visita donde  estaba viendo a unos chicos del pueblo entrenar, en condiciones absolutamente del pueblo,  destacó el entreno de los chicos y dijo que todos eran importantes, sin importar en qué condiciones juegan.